Categoría: Avisos (página 1 de 3)

Estamos en You tube

Queridos, y ahora más que nunca, pacientes hermanos y vecinos.

Animado por un feligrés del Colegio al que asisto, me animé con ayuda de los informáticos más cercanos ( entre ellos mi hermano), a abrir un canal de You tube. Y ya está abierto. No importan las cifras de likes ni suscripciones ni es que el cura quiera ser you tuber, pero dados los medios, y que ahora se dispone de algo más de tiempo para ello, hemos empezado con intención de que os llegue una palabra en medio de tanta información y desinformación,  algo más cercana y conocida.

Seguimos desde la parroquia con la celebración, a puerta cerrada, de las misas de cada día y ahora se expone el Santísimo a las 19,00 y se reza el Rosario a las 19,30 terminando con la Bendición, salvo el Viernes que rezamos el Vía Crucis. Los Domingos la Misa de 12 y todos los días suenan las campanas para recordar estos actos y desde casa podéis uniros. La Conferencia Episcopal y nuestro obispo nos pide que nos sumemos a las 12 con el Rezo del Ángelus, intercediendo por todos.

Volviendo al canal de You Tube os dejo el link o dirección para que podáis acceder: https://www.youtube.com/channel/UC8DRl1fR0-XPac6XhNgCiAw

Entended que es un reto y un desafío mientras Dios nos quiera en esta situación, y con ello cumple un deseo vuestro párroco de llegar a vuestros hogares y dar un poco de aliento y ánimo a pesar de los pesares. Sirva de estimulo para rezar los unos con y, por los otros, entendiendo que hay quién lo está pasando verdaderamente mal y angustiado por lo que se les está viniendo encima. Dios sabe más, y con Su Madre nos bendiga.

Disposiciones adicionales en relación a la situación generada por el Coronavirus

La Diócesis de Getafe, en consonancia con las medidas sanitarias y sociales tomadas por el Ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid y ante la situación creada por la pandemia provocada por el COVID-19, informa a todos los fieles de las siguientes disposiciones, que se suman a las ya dadas anteriormente:

1. Se trata de medidas extraordinarias y puntuales de carácter preventivo que buscan evitar aglomeraciones de personas que puedan favorecer la transmisión del virus. La Diócesis de Getafe las acoge con actitud de responsabilidad hacia la tutela del bien común que deben de garantizar las autoridades públicas conscientes de que, para evitar el contagio, se exigen medidas excepcionales que todos debemos seguir.
2. Los templos permanecerán abiertos, en la medida de lo posible, para favorecer la oración en este tiempo propicio de Cuaresma, aunque pedimos a los fieles que permanezcan en sus hogares y eviten todo desplazamiento que no sea imprescindible. Es un momento que nos invita a hacer de nuestras casas un verdadero lugar de oración.
3. Aunque la celebración de la Eucaristía dominical es por su misma naturaleza y esencia insustituible, mientras se mantenga esta situación el Señor Obispo dispensa a los fieles del precepto dominical, especialmente a aquellos que están en situación de riesgo personal o en peligro de contagiar a otras personas más vulnerables, y se les invita a buscar tiempos para la meditación de la Palabra de Dios, de las lecturas de la Santa Misa, la comunión espiritual, el rezo del Santo Rosario, actos privados de devoción y seguimiento de la Santa Misa por televisión, radio e Internet. Recordamos los horarios para seguir la Celebración Eucarística en los medios de comunicación:
a. Trece TV: de lunes a sábado: 11:00 horas y domingo a las 12:00 horas.
b. La 2 de RTVE: domingo a las 10:30 horas.
c. Cadena COPE: domingo a las 09:00 horas.
d. RNE Radio 5: domingo a las 08:15 horas.
e. Radio María: de lunes a sábado: 10:00 horas y domingo a las 10:00 y 20:00 horas.
Dentro de nuestras posibilidades la Diócesis buscará ofrecer otros espacios en medios digitales para la Eucaristía y la oración.
4. Se posponen todas las celebraciones que supongan la concentración de personas que no sean estrictamente urgentes. Recordamos la prohibición de exceder en un tercio el aforo máximo permitido.
5. En la celebración de exequias, evítese también la concentración de personas. Para ello, se recomienda que únicamente participen en la celebración litúrgica los familiares más allegados y se seguirán las normas específicas que en cada momento indiquen las autoridades en esta materia.
6. Se recuerda que han sido suspendidas las catequesis y los encuentros con niños y adolescentes. Igualmente, es conveniente posponer todo tipo de encuentros y reuniones.
7. Pedimos a la Comunidad Cristiana que nos unamos en comunión en el misterio de la Trinidad y oremos, especialmente por los difuntos, enfermos, familias y el personal sanitario que con excepcional dedicación y entrega están haciendo frente a esta pandemia. Imploramos la intercesión de la Santísima Virgen María, Salud de los enfermos, para que pronto se solucione esta situación.

Vicaría General de la Diócesis de Getafe
Viernes 13 de marzo 2020

Con la Confianza puesta en Dios, Carta de Nuestro Obispo

CON LA CONFIANZA PUESTA EN DIOS
A propósito del Coronavirus
Queridos hermanos y hermanas en el Señor:

Estamos viviendo un tiempo de desconcierto ante la epidemia del llamado Coronavirus que ha llegado con fuerza hasta nosotros y está tocando a la puerta de algunas de nuestras casas dejando a su paso enfermedad y muerte.

En este momento la Iglesia que camina en Getafe quiere estar muy cerca de los afectados por la enfermedad y de sus familias. Agradecemos el trabajo que están realizando los profesionales sanitarios, y acogemos con confianza las disposiciones de nuestras autoridades para paliar esta epidemia hasta su erradicación.

Estos días se multiplican, con razón, las indicaciones, sugerencias y normas para afrontar el estado de emergencia sanitaria provocado por la epidemia; todo es necesario para buscar el bien de las personas y la pronta desaparición de este mal.

Pero creo que esto no es suficiente; como creyentes debemos volver nuestra mirada a Dios, Padre nuestro, para pedir por los enfermos y por los que han muerto a causa de este virus; además de implorar que aparte de nosotros este mal y nos conceda la salud para que podamos vivir una vida en paz.

Por otra parte, es éste un buen momento para mirar a nuestra propia vida y descubrir dónde está lo esencial. Con frecuencia nos afanamos en tantas cosas, nos enfrentamos por otras, hacemos de lo relativo algo esencial, y lo esencial lo relativizamos. Es tiempo de recordar que somos vulnerables, más de lo que creemos; que necesitamos la fuerza de Dios para caminar en esta vida; que no podemos dejar de lado el consuelo y la fortaleza del sentido que nos da saber que somos hijos de Dios, “que en la vida y en la muerte somos del Señor”.

Ahora, más que nunca, necesitamos renovar nuestra confianza en Dios, recobrar la esperanza en sus promesas, reavivar en nosotros el don de la caridad. El miedo está siendo otro virus que nos paraliza, desechemos este miedo. No nos encerremos en nosotros, en nuestro bien, abrámonos al bien de los demás, practiquemos la caridad con los que están pasando un mal momento.

Por todo esto, pido a todos los fieles de la Diócesis que intensifiquéis la oración en favor de los enfermos y sus familiares, como también por los difuntos. Os propongo algunas indicaciones:

1. En las misas, háganse peticiones en el momento de la Oración de los fieles, que pueden terminar con la oración que proponemos más adelante.

2. Aquellos que rezan la Liturgia de las Horas, hagan una petición por esta intención en Laudes y Vísperas.

3. En los lugares donde hay adoración eucarística eleven preces especiales pidiendo el fin de la epidemia, y por los enfermos y difuntos.

4. Podemos ofrecer el rezo del Santo Rosario por estas mismas intenciones con la confianza de que la intercesión de la Virgen es siempre poderosa.

5. Cada uno en su oración personal ponga ante el Señor la situación que vivimos, y pida el don de la confianza y la esperanza.

Os propongo esta oración que cada uno puede hacer particular o comunitariamente:
“Dios omnipotente y misericordioso, mira compasivo nuestra aflicción, alivia las fatigas de tus hijos y confirma su fe, para que siempre confíen sin vacilar en tu paternal providencia. Sostén a los enfermos y concédeles la salud, y a los difuntos dales la vida eterna. Te lo suplicamos por intercesión de María, salud de los enfermos”. Pido a los sacerdotes, como nos ha recordado el Papa Francisco, que acompañen a los enfermos y sanitarios, llevándoles la fuerza de la Palabra de Dios y de la Eucaristía. Inviten a sus fieles a mirar a Dios en la oración, y comuníquenles las orientaciones de esta carta.

A las religiosas contemplativas les pido que intensifiquen su oración y su ofrecimiento por esta intención.

A la Madre del Señor, Santa María, encomendamos nuestra vida y le pedimos nos proteja de todo mal.

Con mi afecto y bendición.

+ Ginés, Obispo de Getafe

Antiguas entradas