Categoría: Sin categoría (página 1 de 5)

Nuevas Disposiciones diocesanas en esta fase Preparatoria

CONSIDERACIONES ANTE LA PRÓRROGA DE LA FASE 0 DEL CONFINAMINETO EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID

Queridos hermanos sacerdotes:
Se acaba de conocer que el gobierno central no da la autorización a la Comunidad autónoma de Madrid para pasar el próximo lunes, día 11, a la fase 1 del desconfinamiento.
Antes esta nueva situación, queremos ofrecer las siguientes consideraciones:
1. La normativa que se os envió, en estos días pasados, sigue teniendo validez, sin embargo, no entrará en vigor hasta que no comience la fase 1 del desconfinamiento.
2. Acogemos la decisión gubernamental, y cumpliremos con la prórroga de la normativa, ya vigente, por el bien común como lo hemos hecho hasta ahora.
3. Se permitirá la apertura de los templos en unas horas determinadas, que establecerá la parroquia o el responsable del templo, para facilitar la visita de los fieles dentro de lo establecido por la ley.
4. Los sacerdotes estarán disponibles para atender a los fieles -también para confesar y administrar la comunión a quien lo solicite- siguiendo las normas dadas, sin que se pueda celebrar el culto público.
5. Se ha de tener en cuenta la diferencia de población y otras circunstancias que se dan en nuestra diócesis, y entre parroquias y arciprestazgos. Por lo que respecta a los municipios de menos de cinco mil habitantes, la franja horaria para el movimiento de personas es ininterrumpida, desde las 6,00 horas a las 23,00 horas.
6 Pedimos que se sigan realizando las iniciativas pastorales que se han venido proponiendo hasta ahora por parte de las parroquias, a través de los nuevos medios de comunicación social, para llegar a las casas de nuestros fieles, y que ellos han recibido como el cuidado de la Iglesia Madre.
7. Dejamos a la prudencia y discernimiento de los párrocos y responsables de los templos la aplicación de estas consideraciones.
Ponemos en las manos de la nuestra Madre, la Virgen de los Ángeles, nuestra esperanza y el final de este tiempo de pandemia.

Getafe, 8 de mayo de 2020.

Estamos en You tube

Queridos, y ahora más que nunca, pacientes hermanos y vecinos.

Animado por un feligrés del Colegio al que asisto, me animé con ayuda de los informáticos más cercanos ( entre ellos mi hermano), a abrir un canal de You tube. Y ya está abierto. No importan las cifras de likes ni suscripciones ni es que el cura quiera ser you tuber, pero dados los medios, y que ahora se dispone de algo más de tiempo para ello, hemos empezado con intención de que os llegue una palabra en medio de tanta información y desinformación,  algo más cercana y conocida.

Seguimos desde la parroquia con la celebración, a puerta cerrada, de las misas de cada día y ahora se expone el Santísimo a las 19,00 y se reza el Rosario a las 19,30 terminando con la Bendición, salvo el Viernes que rezamos el Vía Crucis. Los Domingos la Misa de 12 y todos los días suenan las campanas para recordar estos actos y desde casa podéis uniros. La Conferencia Episcopal y nuestro obispo nos pide que nos sumemos a las 12 con el Rezo del Ángelus, intercediendo por todos.

Volviendo al canal de You Tube os dejo el link o dirección para que podáis acceder: https://www.youtube.com/channel/UC8DRl1fR0-XPac6XhNgCiAw

Entended que es un reto y un desafío mientras Dios nos quiera en esta situación, y con ello cumple un deseo vuestro párroco de llegar a vuestros hogares y dar un poco de aliento y ánimo a pesar de los pesares. Sirva de estimulo para rezar los unos con y, por los otros, entendiendo que hay quién lo está pasando verdaderamente mal y angustiado por lo que se les está viniendo encima. Dios sabe más, y con Su Madre nos bendiga.

COMUNICADO DEL OBISPADO DE GETAFE

Getafe, 14 de marzo de 2020

En continuidad con las indicaciones que se han dado en los días anteriores por parte de la diócesis de Getafe, y respondiendo a las exigencias tanto de las normas emanadas de las autoridades civiles y sanitarias, como de la realidad que estamos viviendo en nuestra diócesis, el Obispo diocesano junto con su Obispo auxiliar, oído el Consejo episcopal, ha determinado:

1. La supresión desde este domingo III de Cuaresma de todas las celebraciones públicas de la Eucaristía con la participación de los fieles, también la dominical, en toda la diócesis, durante el tiempo en que se mantenga el estado de alarma decretado por el gobierno, recordando una vez más que se dispensa del precepto dominical a todos los fieles. Animamos a seguir la celebración de la Santa Misa a través de los medios de comunicación.

2. El cierre de los lugares de culto, templos, parroquiales, iglesias y capillas, hasta nuevo aviso. Asimismo, permanecerán cerrados los despachos parroquiales, facilitándoles a los fieles modos alternativos para ponerse en contacto con la parroquia.

3. Las exequias se celebrarán de una manera simplificada, con un responso, en diálogo con las familias. Se les propondrá celebrar el funeral cuando termine este estado de emergencia.

4. Como se ha indicado en otro momento las demás celebraciones se posponen para más adelante.

5. Los sacerdotes celebrarán en privado la Eucaristía, que ofrecerán por los enfermos y por quienes les atienden.

6. En todo este tiempo los sacerdotes estarán disponibles y cercanos para ayudar a los fieles que lo necesiten, tanto en la atención espiritual como en otras necesidades, observando siempre las disposiciones de las autoridades civiles y sanitarias.

7. El Obispado y la Vicaría Judicial permanecerán cerrados, atendiendo los asuntos urgentes por teléfono y correo electrónico.

8. Se mantienen todas las medidas que se han establecido anteriormente. 9. Invitamos a vivir estos días puesta nuestra confianza en el Señor y en actitud de oración. Es el momento de desarrollar una “creatividad pastoral”, y realizar el culto en espíritu y en verdad del que nos habla el Señor en el evangelio de este domingo. La familia ha de ser una verdadera Iglesia doméstica donde se vive el don de la fe.

Queremos expresar nuevamente nuestro agradecimiento a todos los que trabajan por la solución de esta pandemia: a los sanitarios, a los que hacen posible que sigamos teniendo lo necesario para vivir, a las autoridades. Sin olvidarnos de tantos sacerdotes siempre dispuestos a servir a sus hermanos, a los consagrados que con su oración y caridad nos sostienen, a los laicos que viven en estas circunstancias un verdadero testimonio evangélico. Que Dios os bendiga y os lo premie como sólo Él sabe hacer.

Un recuerdo entrañable y esperanzado a los enfermos por el coronavirus, a las familias que vivís con dolor esta enfermedad de vuestros seres queridos; a lo que los habéis perdido y experimentáis no sólo su muerte sino también no haber podido estar cerca de ellos en este momento, o no poder enterrarlos como os hubiera gustado. Todo lo ponemos en las manos de Dios y en el regazo de Santa María, la Virgen de los Ángeles, para que convierta nuestro dolor y nuestro luto en gozo y esperanza, y nos conceda el don de la vida eterna.

Antiguas entradas