Somos de San Simón de Rojas y siguiendo el ejemplo y mensaje de Nuestro Titular, comenzamos el mes de Mayo de la mejor manera posible, poniendo a los pies de Nuestra Señora, en la Ermita de Navahonda (Colmenar del Arroyo) los proyectos, ilusiones e inquietudes de la parroquia.

Pese a que vaticinaban lluvia, pasamos una mañana y parte de la tarde estupenda: tras el rezo del Rosario en Familia y visita de la Ermita, participando de juegos y una excelente variedad de tortillas, filetes empanados, croquetas, etc.. No faltó la habitual piñata llena de caramelos y alguna que otra sorpresita. Nuestra Madre sonreiría desde el Cielo viendo las delicias de la Convivencia y buen ambiente familiar de los que poco a poco nos reunimos allí.

Pero el mes de Mayo no ha concluido y vemos como la Imagen de Nuestra Madre se ha llenado de flores y plantas que con cariño, quienes ahora terminan la Catequesis, han ido poniendo a sus pies. Prueba de cariño y consideración, Nuestra Madre presume de sus hijos e hijas con las muestras de cariño que se le han presentado. Por lo tanto, os animo a que además de las flores que adornan la Imagen, no dejemos de tener un detalle a Nuestra Madre diario, para que presentado en  el Cielo, consiga tantas Gracias del Señor que necesitamos; más ahora, cuando parece que el Curso Pastoral termina y el animo no está tan decidido como al principio. Ya se sabe, la Primavera.  Todo por ello,decía un santo:”el amor a nuestra  Madre será soplo que encienda en lumbre viva las brasas de virtudes que están ocultas en el rescoldo de tu tibieza” (S. Josemaría Escriba; Camino 492) o tu cansancio. Feliz mes de Mayo a todos.